Mi experiencia en Urban Room

Si ya me siguen desde hace tiempo sabrán que soy la persona más impulsiva en cuanto a cambios de cabello se refiere, la verdad es que contrario a lo que muchas sienten, para mi cortarme el cabello no es un símbolo de un cambio en mi vida o de una transición drástica, la verdad es que nunca he tenido problema en teñirlo de fantasía, hacerle ondas, alaciarlo permanentemente, probar miles de tratamientos cortes y colores.

Lo que si me pasa es que casi siempre me dan ganas de hacerme cambios de look de un día a otro y cuando me “entra ese gusanito” de verdad que no puedo dejar de pensar en hacerlo por lo que me decido rápidamente a buscar en Pinterest qué es lo que más se me antoja o las últimas tendencias del momento, en este caso un jueves por la noche de insomnio me encontré con las siguientes imágenes y decidí que serían la inspiración mi cabello:

Esta fue la inspiración para mi cambio de look

Al siguiente día decidí ya hacer mi cita y elegí Urban Room, un salón de belleza ubicado en Polanco el cual conozco desde hace años y he ido muchas veces a hacerme tratamientos, corte y color, me gusta mucho este salón porque antes de realizarte cualquier cambio te hacen una valoración sobre el estado actual de tu cabello, te recomiendan el mejor tratamiento para éste y además si lo quieres teñir, te hacen un estudio de colorimetría con telas de colores para que veas cuál funciona mejor con tu tipo de piel y tomes la mejor decisión.

Así estaba mi cabello antes del cambio

En mi caso, además de corte y un matiz, me recomendaron un tratamiento de nutrición intensiva. así que el primer paso fue dar un matiz al cabello para que quedara más oscuro y me realizaron un corte en donde me animé a quitar casi 10 cm de mi cabellera, no quería tener el cabello muy corto pero quería darle nueva vida al que he estado dejando crecer casi todo este año.

Antes y después de corte y matiz

Una vez terminado el cabello Maricruz, quien es quien realiza el diagnóstico inicial, notó que tenía algunos granitos en la cara y me platicó de un nuevo tratamiento que tienen en Urban Room con IPL o luz pulsada el cual sirve para tratar acné, rosácea, venas muy marcas, várices entre otros y me invitó a tomar una sesión dentro de la cabina.

Ya estando ahí, la especialista comenzó a explicarme el procedimiento, me platicó que la mayoría de las personas conocen la luz pulsada como un tratamiento contra el vello, sin embargo, aplicada en una menor potencia ayuda a tratar el acné y otros problemas cutáneos, ya cuando entramos en confianza me dijo que ella veía un poco de vello hormonal en mi barbilla, que si quería me podía ayudar a quitarlo con el mismo tratamiento, la verdad es que no duele nada, sólo se siente un poco de calor y es muy importante que después te apliques un protector solar porque tu piel queda sensible a los rayos UV, éste es un tratamiento que debes realizar varias veces para poder ver los resultados completos, pero al final de la primera sesión pude ver mi piel mucho más luminosa y mis granitos ya no tan rojos.

Finalmente quedé súper contenta con el resultado del cabello y la piel, Urban Room es uno de mis lugares favoritos porque siento que ahí siempre obtengo el resultado que tenía en mi cabeza y es de los pocos lugares donde siento que no me maltratan para nada el cabello además que es un lugar muy amplio y lindo donde te consienten mucho, y eso definitivamente es un plus.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *