Experiencia en Westin Resort & Spa

México es realmente un paraíso, cada vez que viajo reafirmo que tenemos lo mejor de todo, las mejores playas, el mejor clima pero sobre todo las personas más cálidas y comprometidas en hacer que nuestros viajes sean inolvidables y esto es justamente lo que viví en mi reciente viaje a Puerto Vallarta de la mano de Westin Resort & Spa.

Este viaje lo hice además con mi mamá, muy pocas veces he tenido la oportunidad de viajar sólo con ella, ya saben la costumbre es siempre viajar toda la familia, lo que lo hizo aún más especial, porque pude convivir con ella de manera diferente y hacer las cosas a nuestro ritmo, lo primero que hicimos fue descubrir nuestra habitación, camas preciosas y gigantes que invitan a dormir la siesta más larga del mundo, además de una hermosa vista al mar que te deja sin aliento.

Entre más viajas más te das cuenta de que necesitas llevar lo menos posible para poder tener un vuelo sin complicaciones, por eso me encantó que Westin Resort & Spa haya renovado sus amenidades de baño, podrás encontrar champú, acondicionador, gel de ducha y jabón de té blanco con aloe, que además son libres de parabenos y colorantes lo que los hace ideales para dejarte una piel y cabellos perfectos para el día y todos son parte de la nueva “Westin White Tea Aloe Bath & Body Collection”

Algunos de los ingredientes principales de las nuevas amenidades son:

Aloe vera que contiene muchas propiedades regenerativas y además te hará tener una piel súper suave, lo podrás encontrar en el gel de ducha. Vitamina E, la cual tiene propiedades antioxidantes que te protegerán de los efectos del medio ambiente, podrás encontrarla en la crema de cuerpo. Manteca de Karité, es conocida por ser rica en vitamina A y E y es súper buena para controlar las puntas abiertas por eso es un elemento muy importante en el acondicionador

Westin Resort & Spa es conocido por ser un hotel enfocado al bienestar, por eso no pueden faltar tomar una clase de yoga con vista a la bahía en donde el mar te ayuda a meditar y a sentirte renovado, después pasamos a tomar un desayuno en las pérgolas con una vista y clima increíbles, la verdad es que ¡estuvo delicioso!

Pero definitivamente lo mejor del viaje fue la parte de los tratamientos de belleza, primero el spa, en donde el lugar es simplemente divino, la atención es inigualable y el masaje que tomamos duró ¡80 minutos completos! Fue la tarde más relajante que he pasado con mi mamá y quedamos fascinadas, al siguiente día en las pérgolas, nos dieron un masaje de pies con lodo el cual estuvo delicioso y nos ayudó a relajarnos aún más en nuestro último día de estancia, definitivamente la próxima vez que visiten Puerto Vallarta tienen que vivir la experiencia en Westin Resort & Spa.